Marquesina

Síguenos en twitter: @en_la_pomada... Bienvenidos a "Siempre en la Pomada", les invitamos a recomendarnos con familiares y amigos... Programación de la semana: viernes 14 (10 carreras) en Valencia, sábado 15 (12 carreras) y domingo 16 (12 carreras) en La Rinconada... El próximo viernes en Valencia se disputarán los Clásicos "Jockey Club de Valencia" y "Reinaldo Hernández Rosal", ambos en distancia de 1200 metros, el primero para ejemplares dosañeros y el segundo para potras dosañeras... Mientras que el domingo en La Rinconada se correrá el Clásico "Comparación" (G1, 1600 m), así como las Copas "Gran Estefanía" y "El Gran César", ambas en distancia de 1500 metros para ejemplares de tres y más años. La primera para hembras y la segunda para machos. Adicionalmente se estarán disputando seis Copas en honor a parroquias caraqueñas: cinco el sábado y una el domingo...


Videos hípicos

sábado, 26 de marzo de 2016

El estreno del Método de Carroll


La primera vez que utilicé el Método de Charles Carroll fue en marzo de 2006. Foto cortesía: liderendeportes.com

Por: Winston A. Hernández G.

Tres compras a través de Amazon.

A finales del 2005, revisando en Internet y buscando libros para mejorar mis aciertos en las carreras de caballos entré en Amazon y hubo tres que llamaron mi atención: "The Best of Thoroughbred Handicapping: Leading Ideas & Methods" (James Quinn), "Bet With the Best" (Andrew Beyer) y "Beyer on Speed" (Andrew Beyer). Los dos primeros libros costaban $ 19,77 y el tercero $ 10,20, para un total de $ 49,74.

De inmediato me puse en contacto con mi prima Andrea, mucho más avispada que yo en compras a través de la red y con cuenta en Amazon, y le pedí que adquiriera estos libros por mí. Al "carrito de compras" le agregué un pendrive con la intención de llenarlo de música.

El pedido se hizo el 15 de enero de 2006 y al poco tiempo ya tenía todo lo solicitado en mis manos. Hacia el mes de marzo me fui con varios colegas y los alumnos del colegio privado donde trabajaba en aquel momento para un ensayo del trabajo de campo en El Junquito. Aproveché para llevarme el pendrive y, entre los tres libros, el que más me gustó fue la compilación de James Quinn. Un ejemplar grueso de tapa verde con capítulos de diversos autores.

El descubrimiento.

Todos estos libros estaban en idioma inglés, pero eso no fue obstáculo para que me esmerara en leerlos y tratar de entenderlos. De hecho, estaba altamente motivado. Los capítulos del libro, 49 en total, incluían uno sobre el "Pick Six" (5y6 en Venezuela), otro sobre cómo handicappear el "Kentucky Derby", otro sobre el "dosage" y uno sobre cómo sacar provecho de los "charts" (resultados de las carreras) con las llamadas "Key Races" (Carreras Claves). Pero entre todos los capítulos hubo uno que me llamó poderosamente la atención, el número 43: "Out of Chaos, A Degree of Order: Real Speed".

El autor era el arqueólogo Charles Carroll quien ideó un procedimiento para calcular el tiempo probable en las carreras de caballos. Yo iba en el transporte ajeno al ruido de los alumnos, escuchando la música del pendrive y concentrado en la lectura del capítulo. Me imagino que babeaba como el perro de Pavlov. Ante mis ojos se abría un mundo completamente nuevo. Con una recta de regresión, gráficas, tablas y la explicación detallada sobre cómo realizar los cálculos, yo me encontraba cada vez más impresionado. Casi sentía que estaba leyendo en castellano, pues todo lo entendía y tenía mucho sentido. Carroll relataba su positiva experiencia al aplicar el método.

Corriendo a casa.

Al leer y releer sentía la necesidad de llegar a casa, sentarme frente a la computadora y comenzar a aplicar el método. Al final de la tarde, cuando por fin retorné a mi hogar, me olvidé de comer y hacer cualquier otra cosa. Rápidamente creé un archivo en Excel y comencé a realizar los cálculos correspondientes. Utilicé los tiempos del retrospecto de hipicomputo2000.com y no me detuve en el detalle del estado de la pista. El "conejillo de indias" fue una atípica reunión de un día martes en el hipódromo de Santa Rita de apenas ocho competencias.

Cuando estaba calculando los números de la tercera carrera, primera válida del 5y6, recuerdo que con emoción llamé a papá (+) que estaba en la puerta del edificio. En el lote de perdedores, un caballo que conducía Manuel José Meleán daba en primer lugar con números contundentes con respecto a los demás participantes y ¡no era favorito!. Emocionado le comenté las proyecciones de esa carrera y luego de terminado el trabajo imprimí dos copias: una para él y otra para mí.

Noche de ensueño.

¿Les ha pasado que hay días en los que todo sale bien, no importa lo difícil que puedan ser o parecer las cosas? Así fue ese martes. En la primera carrera el amplio favorito era un caballo en el cual tenían muchas esperanzas llamado Regional Pride (Velcro Fly). Había debutado ganando y era el gran favorito, pero mis números (los de Carroll) lo daban en tercer lugar. El líder de las proyecciones fue retirado y el que daba segundo fue al que jugué tímidamente porque no tenía mucho dinero. Mi seleccionado fue el ganador, aunque lamentablemente Regional Pride tuvo tropiezos en la recta final, chocó con la baranda exterior y hasta allí llegó su vida pistera. Me quedó la duda sobre qué habría pasado si este malogrado prospecto hubiera corrido de manera normal.

La segunda carrera era una prueba en 1800 metros y los números no se dieron, pero fue error de principiante porque utilicé distancias inapropiadas en los cálculos.

Primer gran acierto.

Llegó la hora de la primera válida. Ese día sellé un cuadro y en la carrera de abrir el 5y6 jugué mi caballo sorpresa en línea, a ganador y además formulé una superfecta. El tajo que montó "cheché" Meleán ganó de manera contundente. Cobré los 20 ganadores que le jugué y además acerté la superfecta que pagó casi 500 mil bolívares. Gran comienzo.

Esa noche acerté los seis ganadores. Recuerdo que cuando venía la sexta válida llevaba cuatro caballos incluyendo un batacazo que estaba 20 a 1 y daba en las proyecciones con oportunidad. La carrera de cierre la ganó un tordillo llamado Punceres. Total que entre los ganadores, la superfecta, el cuadro con seis y los cuadros con cinco, terminé ganando un millón y medio de bolívares. Nada mal para una jornada un martes y de ocho carreras.

Después de semejante resultado pensé que había descubierto la "fórmula de la Coca Cola" y por mi mente rozó la idea de renunciar a mi trabajo y dedicarme a ser jugador profesional (menos mal que no lo hice). El tiempo me enseñó que el método no es infalible y que a veces se tienen días como el del estreno y en otras ocasiones es lo diametralmente opuesto, pero al final es un gran recuerdo que tengo del hipódromo de Santa Rita.

Síguenos en twitter: @en_la_pomada

Les invito a visitar: http://ensaladadevainitas.blogspot.com y http://hipismoverdadero.blogspot.com

1 comentario:

Unknown dijo...

Comparte el método carroll..verdad